Categorías
Derecho Informático Política SDPnoticias

La mala planeación de la Plataforma de Transparencia a nivel Nacional

Debido a la falta de planeación en la tan cacareada Plataforma Nacional de Transparencia se deshabilitaron en un principio 32 herraminetas útiles para poder pedir información y que nuestro Derecho de Acceso a la Información fuese desahogado como manda el artículo 6 de la Constitucón.

A partir del 2 de mayo pasado la Plataforma Nacional de Transparencia parecía la herramienta idónea para pedir información y para que todos los sujetos obligados, según la Ley, de los tres niveles de Gobierno pudiesen cumplimentar la oblihación que tienen de transparentar todas y cada una de las decisiones, economía, gastos y demás.

Pero resultó una llamarada de petate, a partir del 25 de mayo comenzarón a rehabilitar las herramientas estatales y el Infomex nacional porque la super herramienta no funcionó. Y en efecto, ingresé por esos días a tratar de pedir información en esta herramienta y ni siquiera desplegó la primer pantalla, vamos!, ni siquiera el primer meú para poder señalar que tipo de información quería pedir.

Este error puede constar mucho al gobierno, al INAI y a cada uno de los actores que día a día han luchado por mantener la cultura de la transparencia a flote, siendo un Derecho que ha quedado desincentivado con esta falla garrafal.

Con errores como «Error al ejecutar la Carga de solicitudes. Intentelo de nuevo» ha quedado descareditado el equipo desarrollador de este sistema, que ha primera vista nos refleja que no ha contado con una real planeación y mucho menos con personas que hagan las veces de testers antes de poner en producción la plataforma.

Si recordamos las palabras “Lo más importante es que la gente tenga garantizado su derecho a hacer solicitudes al sujeto obligado y la entidad que quiera”, que dijo Oscar Guerra Ford, Comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales el viernes 27 de mayo, después de que se suspendiera la Plataforma Nacional de Transparencia , veríamos en sus palabras cierta ironía al resaltar la importancia y evitar que se lleve a cabo por este medio.

Creo que los 9.6 millones de pesos pagados por el desarrollo de este sistema no ha rendido los frutos, cuanto más el quemazón que se dió a nivel nacional, por ende en los Estados involucrados en la capacitación y difusión de la misma.

Lo que se requiere es que un comisionado aporte experiencia en Sistemas, Desarrollo y Aplicaciones, no solamente el membrete de saber de Transparencia, sino como se puede llevar esa transparencia de la teoría a la práctica involucrando experiencia en Sistemas Computacionales más allá de saber que la tecnología es importante para esta tarea, sino que además es enseñar al interior del mismo INAI y los Organismos Estatales esta tarea.

Por lo pronto el Derecho de Acceso a la Información quedó diezmado y con un mal sabor de boca al haber úesto en producción un sistema a medias, sin pruebas correctas o haciéndolas, no haber tomado en cuenta el tamaño de tareas y procesamiento que se iban a llevar a cabo en estos servidores. Aquí el hecho es que la Plataforma Nacional de Transparencia fue pensada como el sistema que iba a dar solución para poder ejercer nuestro Derecho de manera más eficiente, lo difícil era que que conjuntaría los sistemas Infomex de las 32 entidades federativas y el del Gobierno federal, por lo que se podrían desechar los sistemas en cada entidad.

Por lo pronto se regresó al sistema anterior, lo que impacta en la confianza del ciudadano y de los sujetos obligados en esta nueva herramienta que no tiene fecha de regreso.

Categorías
Derecho Informático SDPnoticias Tecnologia

Nuestra privacidad ha sido vulnerada por la #SCJN

Lamentable la decisión de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el sentido de desestimar y no considerar inconstitucionales los artículos 189 y 190, y los Lineamientos de Colaboración en Materia de Seguridad y Justicia publicados el 2 de Diciembre del 2015 en el Diario Oficial de la Federación.

Lo que avaló la SCJN es la obligación de las empresas de telecomunicaciones, entre ellos los Proveedores de Internet, a conservar por dos años, datos como origen, destino, fecha, hora y duración de todas las comunicaciones, la localización geográfica de los dispositivos personales en nuestras manos.

Los metadatos de comunicaciones, que son datos personales que nos pertenecen a todos y cada uno de los ciudadanos, dan a conocer los llamados datos sensibles, como pueden ser las preferencias políticas, religiosas, sexuales, estado de salud de las personas, amistades y todas las relaciones personales, en pocas palabras, dan información ítima de la persona que vulnera su privacidad.

Ya lo dice r3d.mx que «Este tipo de obligaciones de retención de datos han sido reiteradamente rechazadas alrededor del mundo. De manera notable, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea invalidó en 2014 una disposición de retención de datos similar tras considerarla desproporcionada y contraria al derecho a la privacidad.», por lo que México sería el primer país en aceptar este tipo de imposiciones para con sus ciudadanos, y es en esta parte donde nos encontramos en indefensión ante el actuar de las autoridades, vulnerando con ello el artículo 16 constitucional.

La única «ventaja» del pronunciamiento de la SCJN es que todos los datos que sean pedidos, solo es para incriminarnos, esto es, solo se pueden compartir con orden judicial. Pero lo absurdo es que si un Listado Nominal fué puesto a disposición del público y no puede ni compartirse con orden Judicial, ¿que pueden hacer con los otros datos de Colaboración en Materia de Seguridad y Justicia? No quiero ni pensarlo.

Lo más preocupante de este pronunciamiento es que la Segunda Sala de la SCJN decidió en su sentencia que el monitoreo en tiempo real de la geolocalización de cualquier ciudadano no requiere una autorización judicial. Esto quiere decir, estamos expuesto a escrutinio público para localizarnos en cualquier momento.

Es lamentable la violación a nuestra persona, violentando el artículo 14 y 16 de nuestra constitución y que nadie haya dicho nada hasta ahora. Esperemos que la Corte Interamericana de los Derecho Humanos si ponga cartas en el asunto y mande al Estado Mexicano a salvaguardar neustra privacidad y nuestra seguridad jurídica. ya que como acabamos de corroborar, al Gobierno actual no le interesa.

Foto: Internet