Categorías
Facebook Política SDPnoticias Tecnologia Twitter

El fantasma de la inseguridad alrededor de Whatsapp

Por estos días se ha hablado bastante que a partir del 1 de Abril, Whatsapp compartirá a una carpeta situada en el servidor de Facebook las fotografías, los videos y quizá los audios que lleguen a nuestro perfil en Whatsapp, lo cual suena totalmente inseguro dado el uso tan diferente que tienen las dos herramientas, una es para tener conversaciones privadas, ya sea en grupo o con una sola persona y la otra por supuesto, ya la conocemos en una red social que es de naturaleza compartida a todo público, (debemos ir ajustándola según nuestras necesidades de seguridad).

Esto fue una bomba que no ha dejado contento a los usuarios que nos dimos cuenta que estos cambios se llevarían a cabo, por supuesto que esto representa técnica y jurídicamente una violación a nuestra privacidad y a nuestro acuerdo de voluntad con la empresa de Zuckerberg, que hasta ahora no ha anunciado un cambio en las políticas de privacidad en este respecto.

Lo delicado del asunto es que de darse este cambio de manera radical, podrían quedar algunos datos expuestos al público, si es que así lo deciden los que toman las decisiones de compartir datos sin permiso en la empresa Facebook, hasta que no nos demos cuenta y decidamos hacer privados esos supuestos archivos compartidos.

Es por este tipo de decisiones, que muchas personas estamos cambiando a otros servicios de mensajería instantánea en nuestros teléfonos inteligentes, a pesar de que resulte atractivo que alrededor de 650 millones de personas estamos inscritos en Whatsapp.

La recomendación, por sí o por no, es que cambien de mensajero o por lo menos que instalen cualquiera de su preferencia de manera alternativa para que, si se llevan a cabo este tipo de políticas, en Facebook, podamos de inmediato darnos de baja; mi recomendación es Telegram, que es software libre, encripta las conversaciones y además ofrece un nivel de seguridad muchísimo más alto; su único pecado fue no haber utilizado el protocolo de comunicación XMPP, por lo demás es una herramienta bastante agradable y por supuesto segura. La decisión es del usuario final, las opciones ahí se encuentran.

Por Ramon

Ingeniero en Computación y estudiante actual en Derecho especializado en Software Libre. He impartido conferencias de Software Libre en la Universidad de Guadalajara.