Categorías
Derecho Informático Facebook Política SDPnoticias Software Libre Tecnologia Twitter

La Ciencia y Tecnología comienza en los Municipios

Hace unos días se hizo pública la nota que alrededor de la mitad de los municipios que existen en México no cuenta con un sitio Web básico para dar a conocer sus servicios, y mucho menos para cumplir con las respectivas Leyes de Transparencia, por lo tanto no existe una comunicación básica o por lo menos unidireccional con el Gobernado.

Los alrededor de 1,200 municipios del país que no tienen alguna comunicación Web, ya sea por falta de conocimiento o de un profesional en la materia dentro de los ayuntamientos, o por falta de dinero para contratar estos servicios; no han entrado ni a la primera fase del paradigma llamado Gobierno Electrónico.

Es curioso que mientras el Gobierno de Peña Nieto busca con casi urgencia la aprobación de la Reforma en materia de Telecomunicaciones, donde se incluye un cambio importante en Banda Ancha para acceso a Internet; la misma Federación no apoye atodas estas municipalidades para poder publicar de una manera decente los datos mínimos de administración, finanzas y transparencia que desea conocer el Ciudadano.

Esto hace que México se ubique en el lugar 55 en el índice de desarrollo de Gobierno Electrónico a nivel mundial, por debajo de naciones como Chile, Colombia y Uruguay.

La realidad es que la accesibilidad en Internet en México es de sólo 35 por ciento de la población con conexión a Internet, sin embargo, sólo 10 por ciento cuenta con banda ancha, cifra que contrasta con el 38 por ciento de países como Holanda, y la Reforma en Telecomunicaciones busca cambiar estas cifras.

Urge concretizar políticas públicas para que todos los municipios vayan realizando sus sitios Web poco a poco, y reciban a apoyos relacionados a la Ciencia y Tecnología, para que en todos los niveles de Gobierno se ataque esta falta de crecimiento en la materia, esto, si el Gobierno Federal y los Estatales quieren que el tema de Ciencia y Tecnología siga adelante y no quede en un discurso de cada tres años.

Por Ramon

Ingeniero en Computación y estudiante actual en Derecho especializado en Software Libre. He impartido conferencias de Software Libre en la Universidad de Guadalajara.