Categorías
Política

Interesante posicionamiento político de Enrique Alfaro

Posicionamiento sobre mi proyecto político.

Este es mi posicionamiento sobre el rumbo político que tomaré y el proyecto que estamos construyendo.

LA ALIANZA QUE ESTAMOS CONSTRUYENDO

Hoy el posicionamiento que  voy a presentar es más personal que político. Espero que esa sea la lectura que se le dé, porque aunque sus implicaciones si son políticas, las motivaciones son estrictamente personales. Por eso, lo escribí sin asesores distintos a mi conciencia y a mis convicciones.

Cuando uno va a tomar una decisión en la que está en juego tu proyecto de vida, tienes que hacerlo con una visión amplia que te permita entender con claridad tu entorno y tu realidad, las complicaciones y los riesgos que vas a enfrentar, las posibilidades de éxito y las rutas por las que habrás de transitar, los aliados y los adversarios con los que vas a contar. Pero sobre todo, tienes que tener claro el sentido y el propósito de tu decisión, sus implicaciones y sus efectos.

En los últimos meses se han generado una serie de especulaciones en torno al papel que habré de jugar en la arena político-electoral en el 2012. Desde las acusaciones esquizofrénicas que me ven aliado a organizaciones ultraderechistas y sectas secretas hasta las que pretenden condenarme por negarme a romper vínculos institucionales con otros niveles de gobierno y con mis pares de otros municipios. Esto, aunado al ambiente de confrontación en el que se encuentra sumida la vida política de nuestro estado, ha abierto el terreno para la construcción de una serie de conjeturas que pretenden pronosticar cómo voy a participar políticamente en el futuro. Por eso creo que es el momento para fijar con claridad mi posición.

El punto de partida es muy simple: lo que estoy haciendo y lo que voy a hacer, estará siempre apegado a mis principios. No voy a sacrificar mis convicciones por cumplir un propósito vacío de contenido. Prefiero sacrificar mis aspiraciones luchando por lo que creo que alcanzarlas dejando pedazos de dignidad en el camino. Al final eso es con lo que me voy a quedar y lo que les voy a dejar a mis hijas como ejemplo.

Me considero un político de izquierda porque creo en las libertades, en la solidaridad, en la justicia social, en la honestidad como forma de vida, en la aplicación estricta de nuestros principios constitucionales en la vida pública, en el estado de derecho y en la política como la mejor vía para transformar la historia y ayudar a quienes más lo necesitan. Creo que el proyecto de la derecha en México, ese que representan igual el PRI, el PAN y los poderes fácticos que han secuestrado al país, está totalmente agotado, y que la oportunidad de recuperar el rumbo está cerca.

Yo he decidido que voy a hacer algo para que mi estado se transforme. He decidido que no me voy a quedar con los brazos cruzados viendo como Jalisco, igual que México, se hunde en la mediocridad, en la confrontación, en la inmovilidad. He decidido que voy a aportar mi esfuerzo y mi trabajo al propósito que compartimos miles de ciudadanos de sacar adelante a Jalisco.

No se si voy a ser candidato a Gobernador. Creo que eso es, en este momento, lo menos importante. Primero tengo que demostrar que pude cumplir bien con la enorme responsabilidad que para mi significa gobernar a Tlajomulco. En eso estoy concentrado y trabajando al límite de mis capacidades para no fallarle a la gente que confía en mi y en el gobierno que yo encabezo. Después ya habrá tiempo de pensar en nuevos proyectos.

Lo que sí sé es lo que voy a hacer y cómo lo voy a hacer. Tengo claro que voy a impulsar la construcción de un movimiento social que dé la batalla en el 2012 desde diversas trincheras para romper con la maldición a la que algunos quieren condenar a Jalisco, de tener que votar eternamente por los malos o por los peores.

Hoy anuncio que impulsaré la constitución de una agrupación política estatal en torno a la cual vamos a construir una visión y un proyecto para Jalisco. Su nombre sintetiza el espíritu central de la decisión que he tomado respecto a quienes serán nuestros aliados en esta batalla: los ciudadanos, mujeres y hombres libres de Jalisco.

Nuestro proyecto político pasa por entender que los partidos políticos, comenzando con el PRD, son instrumentos esenciales del sistema democrático. Sin embargo, también hay que reconocer que los partidos son organizaciones minoritarias en relación al resto de los ciudadanos. Es decir, son pocos los ciudadanos que militamos en los partidos políticos y son todavía menos los que encuentran en los partidos un espacio de participación y de representación de sus demandas. Por todo ello, el proyecto político que estamos construyendo no es un espacio partidista. Es un espacio abierto a las mayorías, a los que queremos y creemos que otro Jalisco es posible.

Por eso, y espero que se entienda, no estoy buscando impulsar una alianza del PRD con el PAN o del PRD con el PRI. No me interesa porque al final eso asuntos dependen de los órganos de dirección de los partidos y estos a su vez dependen de los intereses de las burocracias partidistas. Hay diferencias sustanciales entre los proyectos políticos que defienden estos partidos y pretender borrarlas con la simple definición de una candidatura me parece una gran irresponsabilidad. Paradójicamente, muchísimos perredistas, panistas y priístas, comparten la visión y el propósito de que es necesario hacer algo para cambiar la historia.

El cómo se pongan de acuerdo los partidos es un asunto que no depende de mi y es además un tema que sólo atiende la agenda electoral. Ese tipo de propósitos responden exclusivamente a la lógica de cómo competir elecciones pero no resuelven el problema de fondo: ¿para qué quieres el poder? ¿qué proyecto de gobierno defiendes? ¿qué te hace diferente a las opciones políticas que ya han demostrado su incapacidad, su ineficacia y su alejamiento de las demandas de la gente?

Es contestando a estas preguntas por donde hay que empezar y es a eso a lo que esta agrupación va a dedicarse. Con este modelo vamos a poder tender puentes con quienes sí nos interesa construir una alianza y darle forma a un proyecto político que se quite de encima prejuicios sobre la importancia de los colores y banderas partidistas. Creo firmemente que al final, gracias al avance democrático de nuestra sociedad,  a la gente le importan más los proyectos y las personas que los partidos que los postulen. Creo que la gente está más interesada en tener  buenos gobiernos que en preocuparse por si estos son azules, amarillos o rojos. Creo que la gente está urgida por regresarle a la actividad política su esencia como la vía para cambiar la historia y construir mejores comunidades.

Por eso, me interesa hacer una alianza con los ciudadanos libres, que más allá de los partidos, asuman la responsabilidad de construir un nuevo futuro para Jalisco. Con aquellos que estén dispuestos a acabar con los poderes fácticos que han secuestrado nuestro destino. Con aquellos que no se doblen ante la adversidad y que estén dispuestos a jugársela para evitar que los mismos de siempre sigan haciendo lo mismo de siempre. Con aquellos que no van a permitir que el rumbo de nuestro estado lo definan políticos incompetentes, corruptos, mediocres y superficiales.

Respeto la dinámica interna del PRD. Sostengo que el futuro de este partido en Jalisco es muy importante para darle viabilidad a este proyecto. Sé que los compañeros del Colectivo Sol Naciente van a hacer su trabajo para rescatar al partido. En esa batalla contarán siempre conmigo. Con su esfuerzo estoy seguro del que el PRD será el vehículo principal con el cual recorreremos, en su momento, el camino electoral.

Al final, sé que si queremos participar en la contienda electoral, tendremos que construir un acuerdo con uno o con varios partidos. Pero para hacerlo primero vamos a pensar y a construir la plataforma y el programa que deberán ser el eje articulador de una política de alianzas que no sólo busque ganar elecciones sino recomponer el rumbo de Jalisco.

No faltará quien diga que esta ruta es imposible. Lo mismo me decían hace tres años cuando decidimos transitar por el mismo camino en Tlajomulco. Eso es lo que hace interesante la vida: fijarte metas difíciles que pongan a prueba tu tenacidad, tu inteligencia, tu capacidad, tu convicción. Eso es lo que voy hacer. Eso es por lo que voy a luchar.

Enrique Alfaro Ramírez

Fuente: http://www.facebook.com/notes/enrique-alfaro-ramirez/posicionamiento-sobre-mi-proyecto-politico/497518791203

Por Ramon

Ingeniero en Computación y estudiante actual en Derecho especializado en Software Libre. He impartido conferencias de Software Libre en la Universidad de Guadalajara.