Categorías
Derecho Informático Política SDPnoticias

El mundo al revés en Telecomunicaciones y Protección de Datos

Desde hace alrededor de un año se han venido discutiendo las Reformas en las Instituciones Ciudadanas que venían a darle una certeza jurídica y de facto al pueblo Mexicano.

Surgió primero el IFETEL, aquel en el que se realizaron varios filtros, entre ellos un examen para poder elegir a las más aptas mentes que controlaran las Telecomunicaciones en México; ese mismo Instituto que ahora con la Reforma en Telecomunicaciones, se le pretende quitar la potestad y la facultad de revisión en casos de contenidos, por lo que se vulnera su autonomía y se cuestiona su poder garante.

Después surge el INE, en el que se espera que con las Leyes Secundarias no se le quiten facultades también y se legislé como corresponde a su plena autonomía dictada por la Constitución.

Ahora, mucho se ha hablado de Acceso a la Información y Transparencia con el próximo surgimiento del nuevo Organismo Constitucional Autónomo Garante de estos derechos mencionados, pero en la nueva ley de telecomunicaciones se vulnera flagrantemente el derecho de Protección de Datos garantizado en la misma Constitución, y que el nuevo Organismo Constitucional deberá de proteger a capa y espada.

El artículo 189 del borrador de la Ley en revisión, obliga a los concesionarios a proporcionar datos personales como localización geográfica en tiempo real de dispositivos contratados por un particular, y hay castigo en caso de desacato. También el 192 obliga a los mismos concesionarios a llevar registro de nombre y domicilio de suscriptores de servicio (ciudadanos), todo esto por veinticuatro meses.

Por una parte se ciudadanizan las instituciones y por otra les quitan facultades, por las cuales son creadas, esto es, el juego del poder en el que unos salen ganando y el ciudadano común sólo ve como le rebatan lo poco que le queda de libertad.

El Internet nació libre y cualquier forma de discriminar el contenido al que nosotros, usuarios tenemos derecho a acceder viola flagrantemente la Constitución y el principio de la Neutralidad de la Red, ese principio que algunos Senadores de la República deberían de estudiar antes de poner en la mesa discusiones tan vanas como estas que pretenden realizar.

Las conductas que se realizan a través de la Red de Redes si deben de ser castigadas, no así el Internet mismo, ese que nació libre y que debe de mantenerse de la misma forma, libre y neutro de cualquier tipo de gobierno alarmista, intolerante y pseudo democrático.

Por Ramon

Ingeniero en Computación y estudiante actual en Derecho especializado en Software Libre. He impartido conferencias de Software Libre en la Universidad de Guadalajara.

Deja una respuesta