Categorías
Política SDPnoticias

La Tercer Cadena de Televisión Nacional politizada

A un paso de terminar el bombardeo de propaganda electoral por parte de todos los partidos políticos y en el que se ve inmiscuida la decisión de tener un nuevo Presidente de la República como plato principal, además de Senadores, Diputados Federales y en algunas Entidades Federativas Diputados Locales, Gobernadores y Presidentes Municipales, así como los Regidores correspondientes, surge un tema que de alguna manera afecta el seguimiento de estos temas, que aunque no se ha politizado públicamente, si afecta de manera directa a unos de los grandes impulsores de un candidato a la Presidencia, Televisa.

Iusacell, la competencia directa de Telcel, compañías de telefonía celular esta a punto de la quiebra, por lo que requiere de capital fresco para poder subsistir y despegar definitivamente en la busqueda por posicionarse como una empresa seria en su respectivo rubro.

El problema realmente es la creación de una tercera cadena de Televisión abierta en México, a la que se le daría una concesión por parte del Gobierno, cosa que ha llegado al punto de la denostación, intimidacion y ofensivas legales por medio de la ya mencionada Televisa y TV Azteca para que el gobierno no ceda ante la licitación ya lanzada para crear esta tercer cadena. El gobierno por su parte no se ha fajado los pantalones y aprovechando la ya mencionada quiebra de Iusacell, en donde participaría como socia de Televisa y la misma TV Azteca, les ha pedido dejen de meter las manos en la creación de la tercer cadena televisiva, pues en 24 meses si no se concreta la tercer cadena, la sociedad desaparecerá.

Ya a principios de año las dos televisoras dieron un golpe tremendo a Grupo Carso en su afan de crear el llamado «Total Play» para crear una compañía de Televisión por cable y ofrecer a la sociedad otra opción mas, así una de las condiciones para que TV Azteca y Televisa se una por Iusacell, abre las puertas nuevamente a Grupo Carso para crear su empresa cablera, sin que las dos mencionadas puedan hacer algo mas para impedirlo.

Por lo tanto, si nos ponemos a analizar, el gobierno lo que hace es condicionar una fusión, a la creación de otros tipos de negocio, una Televisora abierta y una cablera nueva, que la realidad a quien beneficiaria directamente este tipo de servicios no es mas que a la sociedad Mexicana, así que el Gobierno no debería condicionar, debería exigir que se cumplan, puesto que se ponen en el papel de empleado ante las Televisoras y no actuar como la Ley se los permite, sin necesidad de tomar en cuenta a 2 concesionarias de servicios tecnológicos visuales.

No es que quiera pensar mal, pero en vísperas de las elecciones y del apoyo por demás obvio de las televisoras a Peña Nieto, mis preguntas son ¿que intereses resguarda el gobierno a unos días de las elecciones y que papel jugaría el nuevo Presidente en la creación de la Tercer cadena? ¿Están esperando los resultados de las elecciones para poder tomar una decisión final?

Por lo pronto un tema que como digo no es político públicamente, lo han escondido muy cuidadosamente para que se convierta en un negocio mas de las grandes Televisoras en México, lo que al final repercute seriamente en el bolsillo de todos los mexicanos en materia de tecnología y entretenimiento. ¡Viva México!

Por Ramon

Ingeniero en Computación y estudiante actual en Derecho especializado en Software Libre. He impartido conferencias de Software Libre en la Universidad de Guadalajara.