Categorías
Facebook SDPnoticias Tecnologia Twitter

En #Jalisco el pan y circo mata la Ciencia y Tecnología

Las contrariedades de los políticos de siempre. En Guadalajara existe una tradicional Fiesta, llamada Fiestas de Octubre, que desde hace años buscaba un lugar para poder cambiar la sede, dado que el lugar actual es insuficiente por el número de visitantes que aumenta año tras año. El Presidente Municipal de Zapopan, ofreció varios lugares a principios de Febrero donde podría realizarse ese cambio y poder tener una nueva sede como lo esperaba el comité organizador. La desventaja, que las fiestas pertenecen a Guadalajara por tradición, no al municipio de Zapopan, por lo que se decidió decir no a este Ayuntamiento.

En este mismo tema, el Comité de Fiestas de Octubre, decidió comprar por 260 millones de pesos un terreno por demás tradicional y que se encuentra a un lado del Zoológico de Guadalajara, que albergaba un estacionamiento, las oficinas de la Secretaria de Ecología y Medio Ambiente de Guadalajara y además hace no más de 15 o 20 años el Planetario «Severo Díaz Galindo» un lugar por demás interesante en el que se enseñaba a los alumnos de Primaria, Secundaria y Preparatoria lo que se sabía hasta entonces de nuestra galaxia y por supuesto algunos planetas eran descritos y analizados de una manera rápida, por medio de la cual aprendíamos cosas muy básicas, pero importantes. Además en los pasillos de este planetario se analizaba la electricidad, la naciente telecomunicación, telefonía y demás asuntos dirigidos a la Ciencia y Tecnología.

La realidad es que nuestro Gobierno ha demostrado con esta acción que el interés por la Fiesta aunque sea tradicional, la pachanga, el alcohol y los eventos pseudo artísticos, son mucho más importantes que el estudio de la Ciencia y la Tecnología, cosa que me hace recordar la frase del poeta Romano Juvenal «panis et circenses» en la antigua Roma del año 140 A.C. donde los políticos Romanos de aquel tiempo visualizaron un plan para mantener el poder político, regalando comida barata y espectáculos circenses para ganar el voto fácil del pueblo, esta política se denomino como dije anteriormente, pan y circo ¿les suena conocido?.

Por supuesto que esta decisión viene a confirmar el desdén del Gobierno por la Ciencia y Tecnología y  por la misma ciudadanía, ya que ni siquiera se realizo una consulta popular, y por supuesto el de los intereses económicos que aunque no sale al aire, sabemos que existen dentro de estos negocios políticos. Zapopan ofrecía gratis los terrenos, y decidieron pagar 260 millones de pesos por estos terrenos originalmente pertenecientes al Planetario, lugar al que todos los tapatíos extrañamos, alguien ganó, y el pueblo sigue perdiendo.

Por otra parte, Mariana Arámbula, la Diputada Panista que se sacó la lotería en la LX Legislatura, ya que sin saber nada del tema, es la Presidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología en el Congreso Local, ni un Pío dijo, pero ya aviso que presentó una iniciativa de Ley de Ciencia y Tecnología para Jalisco, incongruencias políticas. Ni el propio Secretario de Innovación, Ciencia y Tecnología de Jalisco pidió los terrenos para su Secretaría como un platónico intento por posesionar ese lugar tan emblemático. Palabras oímos, acciones no sabemos, así es en México, el país de los contrastes.

Por Ramon

Ingeniero en Computación y estudiante actual en Derecho especializado en Software Libre. He impartido conferencias de Software Libre en la Universidad de Guadalajara.