Categorías
Derecho Informático Política SDPnoticias Tecnologia

Big Data, entre Datos Personales y hueco en la Ley

Cuando hablamos de Big Data, resulta ser un término que aunque se encuentra de moda puede ser algo muy útil o algo muy invasivo en nuestra vida. Para tener precisión en el término del Big Data, diremos que es lo más cercano a una herramienta informática , muy potente, que en todo momento se encuentra compilando enormes cantidades de información y datos, que son y serán imposibles de analizar por la mente de cualquier ser humano.

También es justo decir que esta herramienta permite sacar o acceder a información concluyente al ser comparados todos estos datos.

IBM lo define como «una tendencia tecnológica para entender y tomar decisiones»…»aplicable a toda aquella información improcesable por procesos o herramientas tradicionales».

La realidad es que el Big Data, aunque llegó para quedarse y ha ido evolucionando a través del tiempo, con la llegada del Internet se ha vuelto más invasiva y por supuesto puede llegar a causar molestas en un corto, mediano y largo plazo, porque al final el objetivo es predecir lo que un ser humano puede necesitar en temas de salud, académicos, laborales, profesionales por mencionar algunos.

Aunque el artículo 16 de nuestra Constitución en México prevé efectivamente el hecho que una persona no pueda ser molestada en su persona, la misma Constitución no ha tomado en cuenta las Tecnología de las Información y Comunicación y esto, aunque las engloba, no es del todo claro.

El Big Data ya se encuentra analizándonos en todo momento a través de nuestros teléfonos inteligentes, computadoras, tabletas y cualquier dispositivo en donde somos identificables y que transmite cookies o archivos que captan nuestros datos personales y nuestras costumbres como asiduos usuarios del Internet.

No es de asombrar que haya casos reales en los que el big data ya haya sido invasivo en nuestros hogares, personas y familia, a través de complejos cálculos computacionales y estemos recibiendo información sobre posibles compras que ya teníamos en mente y que alguien se adelantó por medio de la información que hemos estado regando a través de la red de redes.

No todo es malo, no todo es bueno, pero debemos asegurarnos de manera personal que la información que demos a través de Internet se ala justa que queremos y debemos regalar. Para que esta herramienta llamada Big Data no pueda ser invasiva en nuestra persona y sea una molestia a mediano y largo plazo hacia nuestra persona.